Iniciado como un plan piloto en julio pasado, el plan “Chile te Recibe” se ha consolidado como programa dirigido a la regularización de los adolescentes y niños migrantes a través de la creación de una visa temporaria especial de residencia totalmente gratuita. Todo esto, a partir de la situación irregular en la que se encuentran cerca del 40% de los menores y adolescentes migrantes.

La historia de este plan data al menos desde el mes de julio cuando la presidenta Bachelet firmó, en un acto realizado en la escuela Juan Verdaguer, un decreto en virtud del cual se elimina el cobro de aranceles para la visa de niños, niñas y adolescentes. Asimismo, se estableció el trabajo en conjunto con las demás naciones a efectos de que se simplifiquen la entrega de certificados de nacimiento de parte de los estados.

Con esta especial visa de residencia, cuyo único requisito es, precisamente, el certificado de nacimiento legalizado sin importar la situación de los padres, permite la obtención de Cédula de Identidad con la que los menores podrán acceder a beneficios educacionales como la alimentación escolar, tarjeta nacional estudiantil, computador en séptimo básico, gratuidad en educación superior, y a las prestaciones de salud y seguros, de modo tal que no existan diferencias entre niños extranjeros y chilenos en el goce de tales derechos.

No obstante, es importante tener en cuenta que la entrega estará sujeta a un periodo de recopilación de antecedentes, visitas a los establecimientos educacionales por parte de funcionarios del Departamento de Extranjería y Migración para el estampado de visas en el pasaporte, de la PDI y del Registro Civil e Identificación.

Respecto a las nacionalidades de los menores beneficiados por esta visa de residencia especial, de los 1.384 permisos entregados 427 corresponden a haitianos, 313 a peruanos y 273 colombianos.

Artículo escrito por Julian Dittus Cabrera, abogado de Vivir en Chile.