La Inversión como vehículo de residencia en Chile

En síntesis la “Visa de Residencia Temporal en calidad de Inversionista” es aquella que el estado otorga al extranjero que ha acreditado haber invertido en Chile o tener un plan comprobable de inversión en el país.

Chile, tal como la mayoría de los países en el mundo, exige a los postulantes de una Visa o Permiso de residencia acreditar una causal que justifique el otorgamiento de dicha Visa o Permiso. Así, existen causales relacionadas a vínculos familiares: por ej. Hijo o cónyuge extranjero de ciudadano Chileno; causales relacionadas a tratados o convenios internacionales: por ej. Visa de Mercosur; y finalmente causales basadas en la utilidad que el Estado receptor recibe del inmigrante: Visas de Estudiante, Profesionales o Técnicos, Contrato de Trabajo, Motivos, Laborales, Rentista y por supuesto “Visa de Residencia Temporal en calidad de Inversionista”.

En síntesis la “Visa de Residencia Temporal en calidad de Inversionista” es aquella que el estado otorga al extranjero que ha acreditado haber invertido en Chile o tener un plan comprobable de inversión en el país.

¿Qué se entiende cómo inversión?

Chile no delimita el concepto de inversión a determinados montos de capital o tipos de contrato. Así inversión será toda aquella actividad que incorpore capital o pueda generar valor capitalizable en Chile.

Si bien es una institución paralela a Extranjería, el Servicio de Impuestos Internos, al referirse al Rut de Inversionista para Extranjeros, establece “…Se consideran inversiones entre otras: compra de acciones o de bienes raíces, socios de empresas; en general, la adquisición de bienes o derechos que requieren de formalidades y de inscripciones en registros públicos…”.

¿Cómo puedo acreditar mi calidad de inversionista en Chile?

Nuevamente, Extranjería no se refiere a los requisitos más que de forma general. En nuestra experiencia, trabajamos con nuestros clientes para acreditar:

1) Que efectivamente se ha realizado o se realizará la inversión en el país. De ese modo, nos encargamos de procesar la incorporación o adquisición de una empresa Chilena, tramitar la compraventa de bienes o títulos susceptibles de registro y de confeccionar el ingreso de capitales extranjeros conforme a nuestra legislación.

2) Que efectivamente el solicitante del Permiso de Residencia en calidad de Inversionista tiene medios suficientes para sustentarse en el país y para costear los gastos de su inversión (como por ejemplo los costos de la empresa). Aquí, los montos y medios para acreditar la suficiencia varían caso a caso, dependiendo principalmente de si el aplicante tiene o no dependientes que mantener y de los gastos propios que podría estar sujeta la inversión.

3) Que existe verosimilitud o presunción en que el solicitante efectivamente es apto para realizar la inversión en Chile. Aquí realizamos un examen de la viabilidad del negocio o inversión a realizar en Chile, cotejando los antecedentes del proyecto con la aptitud profesional y experiencia previa comprobable de determinada empresa o solicitante.

¿Cuándo puedo solicitar la Visa de Inversionista?

A fin de disminuir la posibilidad de un rechazo u objeción por parte de Extranjería, nuestro equipo tan sólo tramita la solicitud cuando ha podido comprobar las circunstancias mencionadas anteriormente, presentando un caso sólido ante la autoridad migratoria.

¿A que me habilita la Visa de Inversionista?

Recordamos que la Visa de Inversionista es parte de los “Permisos de Residencia Temporal”, y por tanto habilita al portador y a sus dependientes a residir en el país por un monto máximo de 1 año, renovable por otro. En cualquier caso, después del primer año podrá el beneficiario de Visa de Inversionista solicitar su Permiso de Residencia Definitivo.

Artículo escrito por Matías Conejero Müller, abogado de Vivir en Chile.

2018-02-21T16:05:44+00:00 noviembre 24, 2017|Noticias|Sin comentarios

Deje su comentario