Centro de Chile

La zona centro de Chile está formada por cinco regiones naturales extendidas desde el río Aconcagua hasta el Biobío. Se trata de la principal zona del país concentrando el 80% de la población. Asimismo, se erige como la zona con mayor porcentaje de productividad económica del país, en gran parte gracias a su clima mediterráneo. En las siguientes líneas te indicamos cuáles son las principales actividades comerciales que pueden desarrollarse en esta bella zona de Chile.

La diversidad de actividades comerciales y económicas que pueden desarrollarse en la zona central es notable, toda vez que se produce una perfecta armonía entre las diferentes materias primas y recursos naturales que son susceptibles de explotarse, pudiendo distinguirse la industria, la agricultura, la pesca o la explotación forestal.

Conocidos mundialmente son los puertos de Valparaíso, San Antonio y Talcahuano, lugares en los que arriban tanto personas, como insumos y mercaderías provenientes de todas partes del mundo. Por ello, el tráfico de estos puertos es importante en la región, por ejemplo, Valparaíso transfiere más de 10 millones de toneladas de carga general y por sus terminales pasan sobre el 30% de todo el comercio del país, además de ser uno de los mayores puertos de Sudamérica. La actividad turística de la zona se ve particularmente beneficiada por el puerto, pues, por temporada, atiende cerca de 40 cruceros y 150 mil visitantes.

Con todo, la región del puerto de Valparaíso no se limita a la actividad portuaria, ahí mismo, existe la explotación de diferentes minerales como el Cobre, el Plomo y calizas. Sin embargo, como se ha mencionado en otros artículos, el sector minero chileno se concentra en la extracción del cobre, y en la zona central destaca la mina subterránea “El teniente” ubicada en la sexta región.

Un poco más al sur, en la denominada región del Biobío, la minería sobresale fundamentalmente por la extracción y producción de carbón, cuarzo, granate y arcillas. En el caso del carbón, prácticamente el total nacional de este se produce en esa región.

Pero no todo es actividad minera. La calidad de los suelos del valle central y su rica diversidad convierten a la zona el lugar predilecto para el cultivo de diversas frutas como manzanas, uvas, duraznos, sandías o peras, también los cereales como el caso del trigo, maíz y legumbres en general. La excelente calidad de estos productos favorecidos por las óptimas condiciones climáticas permite una aceptación internacional asegurada.

En la décima y onceaba region es posible observar el cultivo del arroz, leguminosas y remolachas, asimismo, la tierra permite la fácil producción de las cerezas, muy apetecidas en Europa, manzanas y uvas de mesa.

Importante es hacer hincapié que en esta zona también se encuentran notables productoras de vino como ocurre en los valles de Casablanca, Leyda, Cachapoal, Colchagua, Maipo, entre otros. Producto que cada año logra posicionar a Chile a la par de los líderes vitivinícolas mundiales como Francia, Nueva Zelanda, España y Argentina. La industria es tan relevante que merece su propio espacio, por ello hemos redactado su propio artículo aquí.

Para terminar, no podemos dejar de mencionar que, junto a  las actividades descritas anteriormente, en el centro de Chile también es posible el desarrollo y producción de la actividad ganadera de porcinos, ovinos y bovinos. A modo de ejemplo, en las regiones del Maule y Biobío existen diversas plantas faenadoras y lecherías que han permitido el crecimiento sostenido de este mercado.

En conclusión, el centro de Chile es generoso en recursos y oportunidades, dependendiendo tan solo de la voluntad de nacionales o extranjeros para ser aprovechadas.

Nuestro equipo está preparado para ayudarlo a invertir en Chile! Consulte con nuestros especialistas o agende su cita haciendo click a continuación:

Artículo escrito por Julián Dittus Cabrera, abogado de Vivir en Chile.